Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

viernes, 9 de diciembre de 2016

La Real Fábrica de hojalata de San Miguel se transforma en bodega. Júzcar (Málaga)

Enrique Ruiz (su actual propietario)  ha rehabilitado prácticamente en su totalidad el asentamiento que conllevó la fábrica en el que existían una plaza, en forma de U, la plaza de San Miguel, una iglesia, dos alas con viviendas, en las que residían los trabajadores, alrededor de 60 (una de ellas ya había desaparecido cuando él adquirió la propiedad), y los edificios industriales, al norte: la blanquería, el cuarto de los secretos y la nave de laminado, en la que actualmente se ubica la bodega que recientemente ha alumbrado dos vinos.

Fuente imagen http://fabricadehojalata.com

También, aprovecha otros recursos que le da la finca, de unas 60 hectáreas, como las aceitunas de los olivos, el corcho de los alcornoques, la cera y la miel de sus colmenas de abejas y los cítricos y otras frutas, entre otros.

Situación: Camino del Río Genal s/n Júzcar, Málaga



HISTORIA
Iniciadas las obras en 1725, la Real Fabrica de Hojalata de San Miguel fue la primera fábrica de estas características fundada en España. Es por tanto el primer alto horno y la primera industria siderúrgica nacional.

Se eligió como emplazamiento este apartado rincón de la Serranía de Ronda por su riqueza maderera, indispensable para obtener el carbón vegetal que se empleaba en la fundición, por la existencia de minas de hierro superficiales y por la posibilidad de aprovechar la pendiente y el agua del río Genal para mover las ruedas de la maquinaria. Además la situación alejada de esta fábrica se consideró una ventaja para proteger el “secreto” de la fabricación de hojalata, aunque este factor se convirtió pronto en un grave inconveniente.

Fuente imagen http://fabricadehojalata.com
La fabrica se configuró como un pequeño pueblo, constaba de varias fraguas para la transformación de los lingotes, martillos para la fabricación de la chapa, almacenes, hornos, caballerizas, taberna, capilla, tiendas etc… Además existía un “cuarto secreto” donde se realizaba el proceso de estañado.


Las instalaciones solo funcionan con energía renovables, solar, eólica e hidráulica: «Muchas personas se preguntan el porqué se instaló esta fábrica en un lugar tan recóndito. Había que fundir el hierro y el estaño y para eso se necesitaba energía, entonces ésta era la madera y aquí había bosques. Se usaba también energía hidráulica y estamos al borde del río Genal, como a unos 300 metros río arriba se construyó una presa para elevar el nivel del río y mediante un sistema de acequias, que también he recuperado, se traía el agua», relató Ruiz.

Fuente imagen http://www.diariosur.es/

La complejidad del medio geográfico en el que se asentaba la Real Fábrica fue uno de los factores que propició su abandono a finales del siglo XVIII, junto con el escaso caudal del Genal, que no garantizaba la continuidad en la producción, el agotamiento del bosque mediterráneo, la competencia exterior y los elevados costes de transporte, entre otros.

Fuente imagen http://www.diariosur.es

A principios del siglo XXI, el camino que conduce hasta la Real Fábrica recuperada permite disfrutar de un entorno natural casi sin parangón. Es el lugar que se ha construido el propietario de este histórico enclave para compartirlo con los demás y echar raíces.

WEB DE LA BODEGA


NOTICIA SOBRE LA TRANSFORMACIÓN EN BODEGA
Recuperan la antigua fábrica de hojalata de Júzcar como bodega.

Imagen de la noticia
Fuente de la noticia http://www.diariosur.es/


Más información sobre la bodega y antigua fábrica


LIBRO "La Real Fábrica de Hoja de Lata de San Miguel de Júzcar"
Autores: Pedro Sierra de Cózar y José Eugenio Sierra Velasco

Editorial La Serranía



Precio: 14,25 euros

Se puede adquirir el libro http://www.laserrania.org

Documento "La Hojalatería en Málaga durante el siglo XVIII"

Autor: José Gómez Zotano

Se puede leer y descargar el documento en pdf

Exigen protección para las minas romanas de oro a cielo abierto. Castrocontigo (León)

Artículo de A. Domingo para Diario de León

Los daños que se han producido en las explotaciones auríferas romanas de Castrocontrigo han llevado al geólogo de la Universidad de Salamanca e impulsor del proyecto para crear el Geoparque de la Valdería, Javier Fernández Lozano, a pedir la protección «de, por lo menos, una parte representativa de éstas» como parte del patrimonio histórico leonés.

Imagen de la noticia
Fernández Lozano contempló este verano cómo en un pueblo de Cabrera Alta «se llevaban las piedras de unas murias para construir una casa» y, en el caso concreto de las explotaciones de Castrocontigo, destaca el daño que se ha producido recientemente, aunque se desconoce si está relacionado con los trabajos de extracción de la madera o con algún tipo de prospección minera, en una zona de unas 400 hectáreas en el que ya trabajaron los romanos. Hace dos mil años removieron una ingente cantidad de tierra para obtener el preciado metal.

Los trabajos realizados en la zona no han tenido en cuenta que se trata de un yacimiento arqueológico, ya que, al no estar protegido y disponer de los permisos oportunos, no existen restricciones a las actividades que se han desarrollado o puedan desarrollarse en las murias.

Imagen de la noticia
Como resultado de la saca de madera procedente del incendio de 2012, se allanaron parte de las murias y se abrió un camino en sentido perpendicular a éstas. Por otra parte, la extracción localizada de material procedente de los depósitos mineros dejó una zona excavada «profunda y del tamaño de una piscina», explicó Fernández Lozano, que pone en conocimiento las actuaciones que están dañando el patrimonio, cuya preservación «corre peligro si no se toma conciencia de la situación. La zona tiene un importante valor por formar parte de la historia de estos pueblos y la información arqueológica que aporta. Por ello es importante que las autoridades actúen cuanto antes para salvaguardar estas explotaciones romanas, que en otras zonas de León son ya Patrimonio de la Humandiad». Además, el geólogo considera preciso realizar una campaña de concienciación de los habitantes de la comarca «para que aprecien su patrimonio», de manera que los cantos que se acumulan en las murias no finalicen en la fachada de nuevas construcciones o en la recuperación de otras.
Imagen de la noticia
Las explotaciones de oro a cielo abierto de la Valdería supondrían un atractivo para el Geoparque del Valle del Eria, una figura que debe reconocer la Unesco, en la que el patrimonio geológico forma parte de un proyecto de desarrollo rural para el territorio, que también promociona otros valores. El proyecto incluye los términos municipales de Truchas, Castrocontrigo y Castrocalbón.
Fuente de la noticia http://www.diariodeleon.es

Inventario del Patrimonio Industrial de Asturias

Asturias tiene más de 1.700 elementos de patrimonio industrial.
La viceconsejería de Cultura del Principado de Asturias ha elaborado un inventario de la situación actual del patrimonio industrial, ampliándolo hasta más de 1.700 elementos o conjuntos registrados, para mejorar la conservación de "bienes fundamentales" en la historia de Asturias.

Según informa el Principado en nota de prensa, este es un primer paso para actualizar y ampliar el inventario, que data de los años 80 del pasado siglo, y promover actuaciones de mejora de la protección, conservación y divulgación de estos bienes. El documento refleja la situación de este patrimonio en todos los municipios según los distintos inventarios y ofrece por vez primera una base de datos unificada, en la que se han contabilizado 1.700 elementos o conjuntos inventariados, de los que un millar cuenta con protección.
Fuente de la noticia http://www.elcomercio.es

Cuatro de cada diez bienes del patrimonio industrial asturiano están sin proteger.
Artículo de María G. San Narciso para LNE
lrededor de un 40% de los bienes inventariados del patrimonio industrial asturiano no cuenta con ninguna protección. Algunos de ellos ni siquiera existen ya o se encuentran en malas condiciones, según afirma la Consejería de Cultura, que ha retratado la situación actual de estos elementos para ampliar su inventario y mejorar así la conservación de unos bienes fundamentales, según afirman, en la historia de Asturias.

El Gobierno de Asturias ha elaborado un estudio sobre el patrimonio industrial regional como primer paso para actualizar y ampliar el inventario. El anterior se remonta a la década de los ochenta. En total, se han contabilizado 1.700 elementos o conjuntos inventariados, de los que un millar cuenta con protección.

Es la primera vez que Asturias cuenta con una base de datos unificada. Además, el estudio se ha ampliado hacia nuevos ámbitos con respecto al inventario anterior, como la industria agroalimentaria o a las minerías ajenas al carbón. Recoge tabacaleras, mercados, conservas, cementeras o estaciones de ferrocarriles, entre otros sectores.

El trabajo que fue presentado ayer por el viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez, y la directora general de Patrimonio Cultural, Otilia Requejo, se ha elaborado cotejando los datos recabados de los catálogos urbanísticos con los inventarios temáticos elaborados en las últimas décadas, la mayor parte promovidos por la Consejería de Educación y Cultura.

A día de hoy, estos catálogos urbanísticos son la figura más determinante de protección del patrimonio industrial en Asturias. Pero sólo una treintena de municipios los poseen. Seis los tienen con acuerdo de aprobación provisional, 24 están en proceso de elaboración y ocho cuentan con el visto bueno para su aprobación. Diez no han iniciado ningún trámite para su ejecución. Por lo que aún quedan numerosos bienes que no han sido registrados.

Además, algunos de los que sí han sido inventariados es posible que ya no estén o que estén muy deteriorados. "Hay un número importante de bienes que han desaparecido", afirmó Requejo. Como ha ocurrido en Gijón. El 60% de los elementos recogidos en el trabajo de la ciudad ya no están. Así que el siguiente paso será realizar un trabajo de campo para ver su estado y estudiar si son susceptibles de protección.

Actualmente, alrededor de cuatro de cada diez no cuentan con ninguna protección. Por ejemplo, en Mieres -el municipio que reúne el mayor número de elementos inventariados-, de los 271 que tiene tan sólo 96 están protegidos. Le siguen Langreo, con 197 inventariados y 131 protegidos; San Martín del Rey Aurelio, con 132 inventariados y 13 protegidos; Gijón, que tiene 120 inventariados y 82 están protegidos, y Oviedo, con 113 inventariados y 59 protegidos. Hay un total de 15 municipios que no poseen ningún elemento inventariado ni protegido.

Sólo cuatro de los elementos que están protegidos están catalogados como Bienes de Interés Cultural (BI): el conjunto del pozo Santa Bárbara, en la Rabaldana (Mieres), el pozo San Luis, en La Nueva (Langreo), el pozo Sotón, en El Entrego (San Martín del Rey Aurelio), y el castillete de la mina de Arnao (Castrillón). 
Imagen de la noticia
Domínguez recalcó que la política del Gobierno de Asturias en relación con el patrimonio industrial se articulo en torno a tres ejes: el registro y protección jurídica de los bienes, las intervenciones de conservación y restauración y su divulgación. El estudio que presentaron, y que realizó la arquitecta Clara Rey-Stolle, actual técnica del Servicio de Patrimonio Cultural, cumple con la primera.

La segunda fase será el trabajo de campo. Se abordará una fase previa de selección y valoración patrimonial de los elementos existentes para que se registren los que sean susceptibles de protección. "El acto de catalogar, de juzgar, en definitiva, ha de comportar un acto de imaginación, una apuesta por el futuro, ser capaces de ver que un bien como consecuencia de ese concepto de autenticidad tan propio del patrimonio histórico-industrial, puede llegar a ser mucho más de lo que es hoy. A través del acto restauratorio, el monumento puede acrecentar su capacidad informativa y testimonial", recoge el texto. Consideran que, aunque se encuentre en mal estado, debe seguir importando.
Fuente de la noticia http://www.lne.es

Un estudio contabiliza más de 1.700 elementos de patrimonio industrial de Asturias.
...
El trabajo, realizado por la arquitecta Clara Rey-Stolle, actualmente técnica del Servicio de Patrimonio Cultural, permite conocer la situación del patrimonio histórico-industrial en los catálogos urbanísticos y, a partir de ahí, el análisis de su situación en las tres categorías de protección reconocidas en la Ley de Patrimonio: Bienes de Interés Cultural (BIC), elementos incluidos en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias (IPCA) y bienes incluidos en los catálogos urbanísticos municipales.

Por municipios, Mieres reúne el mayor número de elementos inventariados, con 271, de los cuales solamente 96 están protegidos. Langreo, por su parte, cuenta con 197 inventariados y 131 protegidos; San Martín del Rey Aurelio posee 132 inventariados y 13 protegidos; Gijón tiene 120 inventariados y 82 protegidos, y Oviedo cuenta con 113 inventariados y 59 protegidos. Quince municipios no poseen ningún elemento inventariado ni protegido.

Respecto a las tipologías, casi la cuarta parte de los elementos protegidos son equipamientos y viviendas, y los sectores con mayor número de inmuebles con protección son las explotaciones mineras, las edificaciones de sistemas ferroviarios y las de sistemas portuarios.
Fuente de la noticia http://www.lainformacion.com

Cultura retrata la situación del patrimonio industrial asturiano
Fuente de la noticia http://www.lne.es