Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

miércoles, 27 de julio de 2016

Patrimonio minero de interés turístico. Mieres del Camino

La visita guiada a Bustiello, el Socavón de La Rebaldana o los pozos Espinos y Fortuna son algunas de las muchas opciones que ofrece Mieres para conocer de cerca el patrimonio industrial y minero del municipio. Una ruta guiada permite ahora visitar todo este patrimonio en una jornada.

La familia Lemos Rodríguez, de Madrid, aprovechó sus vacaciones en Asturias para realizar el itinerario durante la mañana de ayer. Ignacio Lemos, el padre de familia, calificó la visita como "muy interesante". Su mujer, Ana María Rodríguez, alabó la labor de la guía, María Fernanda Fernández, a la hora de explicar el recorrido, sobre todo el castillete del Pozo Espinos, su parte favorita, aunque sus hijos se quedan "con el polvorín".

El poblado minero de Bustiello es uno de los mejores ejemplos del paternalismo industrial de finales del siglo XIX y principios del XX. El complejo fue construido entre 1890 y 1925. Uno de los antiguos chalets, la casa de Don Isidro, alberga hoy un centro de interpretación en el que se expone la vida del Marqués de Comillas, la historia del poblado y la importancia industrial de la cuenca minera. El edificio del Círculo Católico de Obreros, actualmente una residencia de ancianos, y la iglesia, son las construcciones que más llaman la atención de los visitantes. Ambas, obra del ingeniero francés Félix Parent, fueron las primeras edificaciones del poblado, fruto del deseo de Claudio López Bru (II Marqués de Comillas) de ofrecer a los obreros un modo de vida en el que la religión fuese lo más importante. Eso, sumado a las casas perfectamente planificadas para las familias, convirtieron a Bustiello en un pequeño Vaticano en Las Cuencas.

Imagen de la noticia
La segunda parte del recorrido turístico tiene lugar en el valle de Turón. El Socavón de La Rabaldana, muy cerca del histórico Pozo Santa Bárbara, es tras su rehabilitación, el mejor ejemplo visitable de bocamina. A lo largo de sus quince metros de profundidad se pueden apreciar los sistemas de ventilación del aire y de drenaje del agua, así como la entibación en madera y varias herramientas empleadas para la extracción del carbón.

El castillete del Pozo Espinos es un ejemplar único de sistema de extracción debido a su escala reducida y a que su maquinaria se encuentra en una caseta de madera. La antigua lampistería acoge una exposición de la historia minera de Turón. La última parada del recorrido es el polvorín del Pozo Fortuna. Esta antigua instalación permite apreciar la geología del subsuelo de Turón, ofreciendo además la sensación de estar dentro de una mina. Los asistentes al recorrido quedaron contentos con lo visto. Todos volverán a casa convencidos de que visitar el patrimonio minero es también una de los mejores maneras de disfrutar de Asturias.

Fuente de la noticia http://ocio.lne.es/

Mieres, territorio arqueológico
Fuente de la noticia http://www.elcomercio.es

Las cuencas más BICs y monumentales
Fuente de la noticia http://www.lavozdeasturias.es

Las sendas se lavan la cara
Fuente de la noticia http://www.lne.es