Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

jueves, 15 de septiembre de 2016

Incoación para la declaración del puente giratorio para reversión de locomotoras de la estación de ferrocarril de Teruel, como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés

En el Boletín Oficial de Aragón del 7 de septiembre de 2016, se expone la RESOLUCIÓN de 26 de agosto de 2016, de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, por la que se incoa procedimiento y se abre un periodo de información pública para la declaración del puente giratorio para reversión de locomotoras de la estación de ferrocarril de Teruel, como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés.


NOTICIA SOBRE LA INCOACIÓN
El puente giratorio de reversión del tren se protegerá por su interés patrimonial.
El puente giratorio para la reversión de locomotoras de la estación de ferrocarril de Teruel será protegido. El Gobierno de Aragón ha iniciado los trámites para que sea considerado Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés. Para poder declararlo se precisa de la tramitación de un procedimiento que se ha iniciado con su publicación ayer en el BOA (Boletín Oficial de Aragón) y tiene que resolverse en un plazo máximo de 18 meses. La inclusión del puente giratorio en el catálogo se hará por orden de la Consejería del Departamento responsable de Cultura y Patrimonio.

El puente de reversión de locomotoras situado en la estación de ferrocarril de Teruel fue encargado en 1932 por la Compañía Central de Aragón para un proyecto de construcción de una línea ferroviaria de Caminreal a Zaragoza que permitiera la conexión directa entre la capital aragonesa y Valencia. Durante más de 70 años ha formado parte del conjunto de la estación de Teruel como infraestructura auxiliar en sus últimos años, siendo su principal función el cambio de sentido de la marcha de las locomotoras una vez llegaran a su destino.

La instalación de este puente culminó en 1933 por una compañía barcelonesa creada en 1855, compañía que fue la principal fabricante de locomotoras, maquinas de vapor marinas y maquinas de vapor fijas para industria en España. Este tipo de puentes metálicos conectados a la vía y situado sobre un foso circular de obra pública solía medir 23 metros de diámetro. El ambicioso proyecto de la compañía de Ferrocarril Central de Aragón para esta línea había adquirido un modelo de locomotoras de grandes dimensiones, lo cual hizo necesario sobredimensionar los tres puentes de este tipo que se colocarían en Zaragoza, Teruel y Valencia. Así pues se amplió el puente hasta los 30 metros y la del foso circular sobre el que está situado el puente hasta los 31 metros de diámetro.

Imagen de la noticia
Los puentes que se colocaron en Valencia y Zaragoza desaparecieron. Estos, junto al de Teruel que todavía existe, eran unos de los puentes con mayores dimensiones que se hayan construido en España de este tipo.

El puente de reversión de la capital turolense es el único conservado de tales dimensiones, dentro de esta tipología, y por tanto constituye una singularidad dentro del patrimonio industrial ferroviario no solo de Aragón, sino también de toda España. Es uno de los escasos testimonios conservados del patrimonio industrial de la capital y de la provincia de Teruel.

Su construcción testimonia el desarrollo económico e industrial de un periodo concreto en Aragón y sus inusuales dimensiones delatan la importancia y el espíritu emprendedor de la compañía de Ferrocarril Central de Aragón.

Este bien hace referencia a que, cuando se planeó, existía un proyecto ambicioso de futuro para convertir Teruel en un importante nudo de comunicación de mercancías entre distintos puntos de actividad minera e industrial del país.
Fuente de la noticia http://www.diariodeteruel.es/